Lost-Highway

Carretera perdida, celos, deseos y estados de fuga.

 

Hablar de David Lynch es desde mi punto de vista, hablar del maestro del thriller psicológico, del director capaz de relacionar una historia con lo más profundo de la mente y también en ocasiones con lo más perverso. Dicho esto, el film del que voy a hablar a continuación se trata de una película catalogada como de culto, es decir, venerada por unos y repudiada por otros. Ambas opiniones son totalmente respetables, pero en este caso en particular, aquellos que la odian y la ven como un conjunto de escenas sin sentido, es en parte porque no ven más allá de la película, no son capaces de ver el trasfondo de la historia que se plantea y no los culpo por ello. En mi caso en concreto me costó entenderla, tuve que verla con detenimiento más de una vez para al final llegar a la conclusión de lo que nos quiere contar el director, que es hablarnos de la celotipia y el trastorno de la fuga psicogénica o también conocido como fuga disociativa. Llegados a este punto, el cual es central en lo que os quiero plantear, hablemos de la película y su relación con conceptos del mundo de la psicología.

El personaje principal del film es Fred, un músico de jazz que vive con su esposa Renne. Fred está muy enamorado de su mujer, la desea lo que más en su vida, pero ese deseo tan intenso le lleva a sufrir celos continuamente, desconfía de ella. Digamos que esta situación es común en muchas parejas en la vida real, uno de los individuos posee en cierta forma al otro, ya sea por influencias educacionales en su infancia o por experiencias pasadas que le han hecho desconfiar en la otra persona. Esta posesividad y dependencia lleva a minar la existencia del otro sujeto con el mundo que le rodea, cosa que acaba anulando a este individuo como ser humano en el sentido amplio de la palabra.

En este caso los celos de Fred pueden ser definidos como celotipia, es decir, padece de unos celos tan intensos (catalogados como enfermizos) que le llevan a asesinar a su mujer. Hoy en día, estos celos fuera de control, son una de las principales causas de violencia de género y por ello en terapia, suele ser el punto central a tratar para que la gente pueda llevar una vida plena en pareja.

Una vez hablado del deseo exacerbado hacia otra persona y su relación con la celotipia, nos vamos a centrar en la fuga psicogénica que sufre el protagonista de la película.

Fred de repente y sin darse cuenta, se encuentra en la cama con su mujer muerta y todo lleno de sangre. Él no concibe que haya podido asesinar a Renne, cree que alguien lo hizo. Aquí es donde entra el concepto de fuga psicogénica. Nuestro protagonista no es capaz de aceptar que haya hecho algo tan horrible, no puede vivir con ello, y entonces es cuando entra en un estado de fuga, también conocido como fuga disociativa, por el cual el sujeto sufre una “salida” de su personalidad de manera repentina e inesperada. Esto quiere decir que Fred sufre amnesia de su vida pasada y no sabe quién es, y se crea en este caso una identidad nueva que es la del joven e inocente Balthazar Getty. Aún habiéndose inventado una nueva personalidad, al poco rato empiezan a volver situaciones y personas de la vida de Fred. Digamos que esa lucha mental entre lo que hizo y lo que no puede aceptar debido a sus creencias personales y lo establecido por la sociedad, va saliendo a pinceladas  y al final vuelve todo a su ser, apreciándose en la última escena como es él el autor de esos crímenes.

Para ir concluyendo con este artículo me gustaría recalcar el concepto de celos del que hemos hablado, ya que si no son tratados o controlados, pueden llevar a situaciones peligrosas en el ámbito de pareja. Por lo tanto a veces es necesario ayuda psicológica para comprender las razones que nos llevan a sentir estos celos desmesurados y poder poner así solución a esta problemática tan común en la actualidad.

Por último comentar la peculiaridad de la fuga psicogénica, y es que cuando se sufre esa lucha interna entre lo que está bien o mal la mente puede crear malas pasadas, aunque claro está que el ejemplo expuesto en esta película es extremista.

JAVIER ARZA. PSICÓLOGO EXPERTO EN PSICOLOGÍA COGNITIVO-CONDUCTUAL

Comments are closed.