pareja-portada

La elección de pareja

1. ¿He elegido bien a mi pareja?

Cuando se dan multitud de conflictos en la pareja, una de las dudas que aparece es la de: “¿habré elegido bien a mi pareja?

Una de las dudas más planteadas en terapia y que suele surgir cuando los problemas de pareja que se repiten una y otra vez, sin que parezca existir una solución, es la pregunta : ¿He elegido bien a mi pareja? Para responder a esta cuestión fundamental quizá sea necesario adentrarnos en como son las personalidades y las formas de ser de cada miembro y ver si son compatibles o no.

A la hora de saber elegir una pareja quizá la palabra clave sea la compatibilidad. Pese a la creencia generalizada de que los polos opuestos se atraen, después de ver diferentes parejas y ver sus problemas, he llegado a la conclusión que lo que hace compatible a una pareja es que las personalidades y la forma de ser de ambas personas sean parecidas. Cuando dos personas totalmente opuestas “se atraen” tenemos que hablar de relación asimétrica en donde el otro satisface las necesidades no resueltas de uno. Pero ese es otro tema.

2. La compatibilidad en la forma de ser

Volviendo al tema de la compatibilidad, para hablar de forma de ser-personalidad habría que distinguir entre las características internas de la persona, su esencia y lo que se ve de la persona, lo de fuera,  su existencia.

La forma de ser es la cara oculta del ser, su interior, su esencia. Son los atributos internos de la persona y en el caso del ser humano esa composición está marcada por su mente. Si nos fijamos en la mente,  su forma de ser, estaría compuesta por las creencias que contiene fundamentalmente en dos aspectos:  Las creencias sobre uno mismo y las creencias sobre el mundo, sobre lo que me rodea. Estas creencias son los fundamentos existenciales, en lo que cree la persona que le hace existir. Hay personas que piensan que existen si son queridos, otros si aman, otros si ganan dinero, otros si se esconden, otros si tienen todo bajo control, otras si trabajan, otras si no trabajan.  Esas creencias harán que la persona se plantee su vida de una forma u otra, que se enfrente a la realidad desde esa esencia propia, y en este sentido el planteamiento vital de uno mismo tiene que estar acorde con el planteamiento vital de la pareja, si no, se producirán desacuerdos fundamentales al ser incompatibles sus personalidades.

Conocer el interior de mi pareja, su forma de ser, su esencia, es fundamental para saber si somos o no compatibles

Por otro lado la existencia es lo que se ve del ser, la expresión de su esencia que está oculta. La existencia tiene que ver con la forma de actuar, de comportarse, la conducta de la persona, la forma de vestir, los gustos, los gestos, la forma de relacionarse con el otro, lo que expresa, lo que dice, lo que comunica. Un error frecuente es pensar que alguien es igual por parecerse en la existencia, en lo externo: gustos musicales, forma de vestir, intereses en el ocio,…la existencia de las personas pueden ser parecidas pero las razones pueden ser muy distintas.

Pondré un ejemplo para explicar esto: que a dos personas le gusten los Beatles puede tener razones de ser muy distintas. En una puede haber surgido ese gusto por la necesidad de rebeldía que sintió en la adolescencia, viendo a los Beatles como icono de un tiempo de contracultura. La otra persona más dependiente puede recordarle a la época de sus padres de niño y le acerca emocionalmente a su familia. Ambos gustos son idénticos pero las razones son contrarias. Una forma de ser es más independiente, conflictiva, luchadora y la otra más dependiente, sensible, insegura. Él puede ser más impulsivo, poco reflexivo, y ella más intelectual o reflexiva. Ambas pueden tener los mismos gustos musicales pero la forma de ser será muy distinta, algo que saldrá a la luz si son pareja después de que les haya llevado a unirse aspectos como los gustos.

La mejor opción es saber elegir a alguien que tenga una forma de ser parecida, aunque su existencia sea diferente. Cuando se comparten las creencias y valores sobre la vida, el camino suele ser parecido, aunque su existencia sea diferente. Una pareja puede plantearse la vida como algo gratificante, vitalista, con necesidad de explorar, de aprender, de desarrollarse, aunque cada miembro de la pareja pueda ser diferente, él más hablador, ella más callada, él viste clásico, ella más moderna, él le gusta el rock, ella la música clásica. Pero aunque suene a tópico, a película de Holywood, a la hora de elegir una pereja: lo importante está en el interior.

Autor: Sergio Delgado. Psicólogo terapeuta online

Para cualquier duda o consulta: info@psicologiaenlared.com

 

,

One Response to La elección de pareja

  1. Rossie | Factor Ex 2 octubre, 2014 at 14:11 #

    Hola:
    En cuanto a esta frase “cuando los problemas de pareja que se repiten una y otra vez, sin que parezca existir una solución”
    Para mi el ♥Amor es como un jardín hay que cuidarlo, regarlo, abonarlo etc., para mantenerlo en optimas condiciones. Si al jardín le aparece una plaga salimos corriendo a comprar y aplicar el remedio para que florezca y este bello ese jardín (lease conyuge)
    No dejemos pasar las desavenencias (plagas) para otro dia y seamos mas tolerantes.
    Para que el ♥AMOR florezca + TOLERANCIA
    Gracias por tan buen artículo y acertado a la vez, se que va a ser de mucha ayuda a los que lo leemos y sobre todo para ponerlo en practica en la vida de parejas.
    Exitos…