Terapia de Pareja

Una de las necesidades básicas del ser humano es la expresión del amor hacia quien valoramos, respetamos y admiramos. Las relaciones de pareja se producen en nuestra cultura de forma voluntaria, uniéndonos a aquella persona que en un principio nos gusta por su forma de ser y junto a la que más tarde querremos estar. El amor entre dos personas  se puede concebir como un vínculo emocional-intelectual-sexual que unirá de forma prolongada la relación y  planteará una vida en común basada en el apoyo mutuo.

En ocasiones las relaciones íntimas empiezan con un fuerte enamoramiento, con proyectos e ideas de futuro, con voluntad por ambas partes de construir una relación armoniosa y satisfactoria, pero con el tiempo y los conflictos de la pareja, comienza a deteriorarse aquello que en un principio parecía indestructible, terminando de forma dolorosa y en algunos casos, traumática. En estos casos se recuerda aquella época de felicidad que se dio en un principio en la que todo iba bien, y tristemente no se sabe  como se ha llegado a un estado deteriorado de la relación. Los problemas que más suelen malograr las relaciones de pareja son: los celos, la incomunicación, los conflictos sin resolver, la rutina, los desacuerdos en las tareas de casa,…Pero no solo serán los problemas de la convivencia los que afectarán a la relación, sino que los problemas personales  dificultan el entendimiento con la otra persona. El miedo al compromiso, la falta de autoestima, la dependencia, la inseguridad o las necesidades personales no resueltas deterioran la relación con la otra persona, aunque uno mismo no sea consciente de ello.

La terapia psicológica, tanto si es de forma individual o en pareja, se plantea como una de las posibilidades para salir de ese callejón sin salida. Un observador externo que nos ayude a ver desde otra perspectiva con el fin de no repetir lo que hasta el momento no ha servido como solución. Será la propia persona, desde un desarrollo personal,  o la pareja quienes construyan una nueva forma de relación, pero con nuevos recursos y herramientas que han podido adquirir en el proceso terapéutico.

 

Comments are closed.